spa en casa

spa en casa

Un pequeño Spa en casa

Los muros son una buena alternativa decorativa y funcional que nos permite generar distintos ambientes o incluso separar distintas funciones en un mismo baño. A la hora de su colocación hay que tener en cuenta su posición ya que pueden bloquear el acceso o la distribución de la luz. No hay que olvidar que aunque decidamos separar diferentes espacios, el cuarto de baño debe cumplir un requisito mínimo: tamaño y luz suficientes.

Pocas veces resulta aconsejable que tales paredes ocupen toda la altura desde el suelo hasta el techo, lo mejor será que tengan, según el estilo y el diseño, entre 1 y 1,5 metros de altura. Para saber cuál es la terminación más adecuada para los pequeños muros, habrá que tener en cuenta la decoración del resto de la estancia, para que exista una continuidad visual una alternativa es revestirlos con paneles a juego con los platos de ducha.

 

baño con murete

 

Además de las ventajas decorativas, los muretes también nos ofrecen ventajas funcionales como la opción de empotrar en ellos los accesorios del baño tales como estantes a juego con el plato de ducha y encimera o el portarrollo de papel higiénico junto al váter.

Al momento de diseñar el espacio, tendremos muchas más alternativas ya que contarás espacios divididos. Imagina colocar un plato de ducha y bañera juntos, pero separados con el murete que os mostramos en la foto ¡este es el sueño de cualquiera, un pequeño spa en casa!